sábado, 3 de agosto de 2013

EL PRIMERO

Soy consciente del primer abrazo que dí a mi hija. 

Fue un abrazo inesperado, porque esperaba otro protocolo de encuentro. 

Bajé de un autobús y entré al patio de una casa que me recordaba las de mi infancia. 

Una de las personas de la organización me preguntó su nombre. Pensé que era curiosidad, aún no descendían del bus el resto de familias. Se lo dije y él lo repitió en voz alta. Entonces ella salió a mi encuentro, con los brazos abiertos, sonriendo. 

Desdibujada quedaba la niña de la asignación. Aquella que desde su enfado ya daba cuentas de la intensidad con la que vivía. H. sonreía al ir a mi encuentro. Venía hacia mí con los brazos abiertos. Realmente fue todo más sencillo de lo que esperaba.

Un día como hoy sí. En unas horas, hace ya seis años. Y aprovecho el silencio de la mañana para escribirlo.

Sentí su abrazo y la abracé. Un abrazo que nacía de la nada, porque nada eramos entonces. Hoy ya somos. Hace tiempo que somos. Una familia, sí, eso somos. Una familia típica o atípica según con quien hables, porque en la vida todo es relativo y depende de tu punto de partida. 


 


Dicen que su nombre significa "presente" o "regalo" y estoy segura de que lo es. 

Feliz Aniversario pequeña. Mi pequeña Niña Bonita



*Cuento infantil de la escritora brasileña Ana María Machado al que pertenece esta ilustración de Rosana Faría en la impresión de Ediciones Ekaré.



6 comentarios:

  1. Me ha emocionado leer tu encuentro. Cuando vengas te mostraremos el video del nuestro y veras que diferente. Son momentos que no olvidaremos nunca, para mí es igual de vivo e intenso que el de cuando nació su hermano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Volvemos de ir al encuentro con los abuelos. Ambos, padres e hijos, me hacen consciente de la continuidad de mi existencia. Que esos encuentros sean/hayan sido fluidos es una de mis muchas fortunas!

      Eliminar
  2. Ayy mi Montse, la pequeña gigante regalándonos alegrías y preocupaciones también, celebro su día que también es el mío porque he tenido la suerte de encontrarlas en mi camino. Muchos besos, curiosidades,aprendizajes y alegrias. M.E.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una suerte poder reconocer la suerte que tenemos ;-). Que sigamos teniendo motivos de celebración!

      Eliminar
  3. También me ha emocionado leer vuestro encuentro. Gracias por compartir tu historia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Emociona la maternidad, sí, sin dudas.

      Eliminar